Sunday, February 28, 2010

Los Invitodos

"Inquilinos e Invitodos Solamente" Me parece que nadie se quedará afuera.

Ejercicio Mental


Este ejercicio mental es para aquellos que disfrutan de resolver paradojas:
Si en un edificio de cuatro plantas el ascensor no funciona ni en el primer ni en el cuarto piso, usaría usted el ascensor para ir del segundo al tercero o del tercero al segundo?

No me robes la bicicleta


Cuando niño uno de mis grandes temores era el de que me robaran la bicicleta. Mis padres nunca me compraron una cadena para asegurarla mientras la dejaba en algún lugar y me iba a jugar. Entonces cada vez que la arrinconaba tenía que estar pendiente a ésta todo el tiempo. Esto por suerte cambiaba cuando la bicicleta se iba poniendo vieja y yo le perdía el amor, ahí sí quería que me la robaran para que me compraran una nueva, pero los ladrones no se andan robando cualquier cosa, entonces nunca me hicieron el favor.
El otro día vi que alguien encadenó su bicicleta a una de las barras del tren. Esta bici estaba viejísima y con la pintura descascarada. El dueño estaba durmiendo, al parecer no quería despertarse y encontrarse con la sorpresa de que alguien la había tomado. Así somos, cada quien, dependiendo de lo que le cuestan las cosas, le otorgan su valor.

La Pala

A este muchacho lo vi subirse al tren con una pala. Eso es algo que veo por primera vez durante una nevada. Como no tengo más información, me gustaría imaginar que la novia o la mamá lo llamó para que fuese a palear frente a la casa.

Saturday, February 06, 2010

Fantasma Camuflajeado



Quedé encantado con esta escultura que hallé en un parquecito de Brooklyn, la nieve hizo que ésta se viera mucho mejor. Está verdaderamente bacana la ilusión de que todo se está viendo tras una sábana invisible.

Repelente Súper Especial



Este spray lo llevó a la oficina un compañero de trabajo, desde que lo vi no pude contener la risa. Si tan sólo fuera tan fácil detener con un rocío a los que hablan mierda de su mal hábito.

Viajando Cómodamente


Cuando uno viaja en tren durante las horas pico, uno tiene que tener ojos de águila y hacer unos cálculos matemáticos rigurosos para así poder conseguir un asiento en el vagón. Este señor se evita todo ese rollo, él soluciona el asunto cargando consigo una silla plegable.
Cuando lo vi el tren estaba desierto, pero él no pareció darse cuenta, se mantuvo conversando consigo mismo desde el comfort de su sillita.


Back to the Future

Siempre me dan risa los carteles que utilizan los promotores para anunciar las fiestas dominicanas. En vez de usar photoshop para arreglarle las imperfecciones a los artistas, estos prefieren utilizar fotografías viejas de todos esos cantantes. En este letrero por ejemplo, Braulio aparece jovencito, como de la edad mía.

Dentro de una Nevera


Mientras esperaba por el tren los otros días miré hacia el techo y vi como de éste bajaban unos filos de hielo. Era la primera vez que veía algo así, el frío cojonudo que hacía me hizo sentir como un plátano dentro de una nevera.

San Antonio

Bajando por las escaleras de la estación que queda cerca de mi casa me topé con dos mujeres mexicanas y una bebé. Supongo que eran madre, hija y nieta. Las dos mujeres sujetaban a la bebecita y le acomodaban los zapatitos. La pequeña llevaba puesto un vestidito blanco y una careta de San Antonio. Tan pronto percibí que en su cara estaba cubierta con una mascarita plástica con la imagen de San Antonio, me paralicé y me quedé mirándola con atención. En ese momento tan surrealista mis ojos no era capaces de creer lo que habían visto. La chiquilla parecía una muñequita de porcelana con vida. Me pareció extrañísimo ver como protegían del frío a esa pequeñuela, espero que la próxima vez que vea algo así pueda tomarle una foto para compartirla con ustedes.

La Rezadora


Me senté frente a esta señora mientras me dirigía Downtown para una fiesta de salsa. La vi mover sus labios repetidas y en un principio creí que estaba loca o me estaba maldiciendo, pero tan pronto noté sus manos me di cuenta que en ellas tenía enredado un rosario. Por más de media hora pasó por sus dedos las cuentas y repitió la misma frase sin cansarse. Nunca había visto algo así dentro de un vagón, por todo ese tiempo, me sentí 'seguro'.

El Corazón es Frágil





Caminando por la calle 18 me topé con una tiendecita bien curiosa, en ella sólo se venden objetos que tienen la forma de un corazón. Me gustó mucho el letrero de enfrente en el que se muestra a un corazón envuelto como regalo, con una estampa que dice frágil. Esta tienda es una muestra de que para el amor tenemos todo el año.