Thursday, June 24, 2010

Me da pena


Tengo varios años viendo a este muchacho pedir limosna en las calles de Nueva York. Su lugar favorito parece ser la estación de Times Square. Perdió sus manos en un incendio, así dice la pancarta de alta calidad que cuelga de los tronquitos de sus brazos. Parte el alma leer lo que dice y ver que él está pidiendo para comprarse prótesis. Ya hacen como cinco años desde que lo vi por primera vez, aunque suene duro lo que voy a decir, dudo mucho que se compre las prótesis. De qué viviría? Así como está recibirá limosna de por vida ya que verlo verdaderamente rompe el alma.

Cuando veo imágenes como estas siempre pienso en esos que a pesar de sus limitaciones tratan de ser útiles y salir adelante. Este muchacho lamentablemente no está siendo honesto con esos que lo ven a diario. En su cara que inspira tristeza se nota bien su buena actuación.

4 comments:

Doris said...

Desafortunadamente, personas como el lo danan para la gente que realmente lo necesitan.

Zabeton 2.0 said...

Ya yo no creo en nadie. Sin embargo, yo se que muchos son catastrofes reales. Pero no me gusta dar limosnas, ya me canse de eso.

Ojala y nunca me toque una situacion así. Como esta esta vida, nadie sabe.

saludos

Baakanit said...

Así es Doris. La mayoría de las veces quien necesita le da verguenza salir a pedir. La pancarta de este limosnera es carita, para hacerse una similar tendría uno que pagar como $40 dólares.

No dudo que lo que le haya pasado sea real. No creo que a uno le gustaría quedar así, pero eso de aprovecharse de esa condición no está bien. Al igual que tú, tampoco doy limosnas. Saludos hermano.

cocorote said...

a veces me percato de que el corazon se me enfria cada vez mas.. el hecho de haber tantos adictos pidiendo, como k ya prejuicia la limosna.. me ha pasado k a veces genera mi mente "pipero".. pero a veces es real, y a veces tambien pasa lo k relatas.. ayer vi a un piperito cerca de una clinica (para rematar) el tipo c la buca parkeando carro y pidiendo, tiene como 10 años en eso, su herramienta d trabajo, un pie k da asco describirlo... pero imaginate-- ya esos son otros 500