Monday, March 16, 2009

Cosas que se pierden


Con el pasar de los años dentro de muchos de nosotros va muriendo la curiosidad, las ganas de aprender y hacer cosas nuevas, nuestras vidas y nuestras relaciones van siguiendo la misma línea, simple y llanamente muchas veces nos hacen falta esas ganas de saberlo todo que teníamos cuando niños.
Una escena que se repite mucho, independientemente de la raza de los chiquillos, es esa de sentarse de rodillas sobre el asiento y mirar por la ventana. Qué bella manera esa de conocer el paisaje que transitamos cada día. De los chiquillos he aprendido mucho, cada vez que transito por un lugar nuevo, no me arrodillo como ellos porque ya eso estoy demasiado manganzón, pero si trato de pegarme de la puerta y mirar por el cristal. Qué interesante se hace el viaje cuando los imitamos a ellos.

9 comments:

Miguel Rojas said...

Pero ella no parece menor no !!!! valla

LoLa Vasquez said...

El valor y magia de la inocencia. Ese tipo de pensamientos tengo cada vez que me pongo a estudiar el comportamiento de mi reina!!

Zabeton 2.0 said...

El enfoque era para la "real" menor de la hizquierda...porque la del centro está grandecita.

Por otra parte, es bueno nunca dejar morir la parte infantil del ser humano...eso, sin duda, hace la vida más simple y refrescante.

Tercero. Bakaanit, gracias por agregar mi URL a tu Blogroll...Hace poco me dí cuenta que lo habías hecho, pero no te di las gracias. Espero que algunas personas les interese visitarme...incluyéndote.
Saludos.

Víctor Manuel said...

Bonito detalle.

Tú puedes hacerlo también, tirarte a la ventana a mirar, pero te aseguro que se vacía el banco... O tal vez apareces fotografiado en un sitio de cosas raras que hay por ahí.

Saludos.

Milonga said...

Yo también hago como tu, aún sea el mismo trayecto tiendo a perderme a través del cristal y tratar de adivinar las pesonas, los edificios y hasta los carteles. :)

Pablo Lopez said...

bakanit: deje de estar tomanticon ja ja ja acuerdese q usted lo q hacia era camiino a santo domingo leer letrers en la carretera.

ja ja ja

un abrazo.

Karol_a said...

Tú eres un chiquillo encantador, podrías muy6 bien ponerte de rodillas en el autobús, con esa ternura en los ojitos.
:)

lolafrenetica said...

Yo tambien soy de las que disfruto del panorama y claro ya no arrodillada en la silla, ay dios como pasa el tiempo!!

Cyd said...

No me sabia esa