Sunday, February 01, 2009

Main Street







Cuando me hablaron del viaje hacia Vermont, no lo pensé dos veces, empaqué mis cosas y preparé mi trasero mentalmente para el largo viaje. Cinco horas más tarde, me hallaba sobre las montañas, rodeados de casas que parecían haber sido sacadas de tarjetas postales. Me sentía en otro mundo, como si estuviese nuevamente desplazándome por los pueblitos inventados de Disney.
Este tipo de ambiente sólo lo había presenciado en películas de Hollywood. Los films de cierta manera me han preparado mentalmente y me han hecho ver estos lugares de los cuales en lo cotidiano no se habla. La forma en la que Hollywood pinta Small Town America, es muy fiel. La gente de buen humor, saludando a todo el mundo con una sonrisa en la cara, las vestimentas, las formas de hablar. Es la primera vez en mi vida que me siento un extraño en este país. En NY uno se siente como en casa, pero en ese lugar me sentía como un forastero, desde mi piel hasta mi manera de vestir hacía que inmediatamente fuese notado.
En el cuarto de hotel había un cuadro, que ahora lamento no haberle tomado una foto. Creo que era una representación de lo que era el pueblo en sus inicios. Un camino principal y a los lados las granjas de sus habitantes.
Norwich no ha cambiado tanto, esa pintura aún mantiene su escencia ya que el lugar tiene una calle principal en donde están todos los negocios y establecimientos públicos. La farmacia, la librería, la estación de bomberos, la estación de policias. La organización de todo este lugar a lo largo de la arteria principal me hizo recordar esos libros de inglés con los cuales aprendí el idioma. Esos mapitas de pueblos pequeños con su Main Street, su Broad Street. Hasta estos días creía que eras simplemente una simplificación de una gran ciudad, que esos pueblitos caricaturizados en realidad no existían. Pero estaba muy equivocado, la Main Street de Norwich, me mostró todo lo contrario.
P.D. En la galería del hotelito en donde me hospedé, como pueden ver, había como diez mecedoras. Tenía siglos que no me mecía en una. Aunque estaba haciendo un frío pelú, me senté en una de ellas escuchar música por unas cuantas horas, así como lo hacía en mi pueblito.

16 comments:

Karol_a said...

Vaya qué suerte tienes Engels de poder estar siempre con la mochila a la espalda, eso es vivir lo demás es un cuento.
Un abrazo aventurero.

The Collector said...

Viajar es delicioso. Se disfruta tanto de este mundo.

Miguel Rojas said...

Increible belleza del lugar Engels, que bueno que viajaste, viajar te hace refresh tu cerebro......

alfonso said...

heheh,estas en el campo..jejeje

Ayi said...

Tremendo oso que hiciste.. supongo, minimo! :P

jCarlos said...

supongo que seria placentero pasar unos dias en ese poblado.

alfonso said...

si, error de no fijarse......

Tatiana said...

hace poquito estuve en un pueblo se Rep. Dom. especificamente en Neiba, si no fuera por la nieve que cubre la mayoria de esta fotos te diria que es el mismo lugar, a lo mejor es verdad que todos los campos se parecen. Es bueno ver como estos pueblitos a pesar de los avances tecnologicos y del comercio, siguen manteniendo se escencia, y su estructura antigua.

DrLacxos said...

pero andabamos de viaje!!

Oye estoy loco por planear como visitar algunos estados de La nación, que se yo, algunos 5 o mas al año, aprovechar los días libres y las vacas pero con esta crisis es mejor pensarlo dos veces!

Juana said...

Definitivamente...viajar es vivir, es conocer, es respirar, es disfrutar el hermoso mundo que tenemos.

Es cierto, las fotos parecen de peliculas, wow que lindas !!

Salu2

Milonga said...

qué romántico, ya me imagino la chimenea calentando la habitación.

LoLa Vasquez said...

Que chuloo, la tercera foto me ha encantado. Las fotos donde se ven los copos de nieve cayendo siempre me encantan.

Esas mecedoras me recuerdan mi infancia. Cuando pequeña tenia una y siempre que me "apretaba del pecho" me dormia en ella...esta es la hora que cuando me enfermo, cojo una del balcon, la llevo a mi habitacion y sufro mi convalecencia meciendoome jejeje
cuidate.

El guaguero de NYC said...

No se puede quejar está como Dios en todas partes. Es lo que yo siempre he dicho hay que viajar para ver lo inmenso que es el mundo. Margaret está planeando su proxima gira a PARIS en marzo.

ClaudiaRita said...

Para mi, hija del Caribe al fin, la nieve sigue siendo algo novedoso, espectácular. Por eso que dices, las postales y las pelis de Disney le hacen pensar a uno que es fantasía. Eso si, luego de unos dias, ya! que me regresen a mi hornito!

Gracias por compartir tu viaje con nosotros! Abrazos!

Palmoba said...

Buala!! que bonito!! cuanta nieve!! cuanto tiempo sin ver tanta!!

Precioso.

Besos de lo más grande Baakanit!!

Guido said...

Muy bonito.

Ahora, la pregunta es FUISTE A LA FABRICA DE BEN & JERRY'S?

Yo siempre he soñado con ir a Vermont solo a eso.