Friday, February 27, 2009

Los gustos


Los muñequitos nos enseñan un montón de cosas, cosas que a veces aceptamos sin cuestionárnoslas. Hay ocasiones en las que no estamos muy claros, por ejemplo eso de que a los gatos les fascinan las aves. Como nunca he visto en la vida real a un gato seduciendo a un pollo o con una avecilla en la boca, se me había hecho difícil comprobar eso de que Silvestre quería tragarse a Tweety.
Esta tarde vi este gato sentado sobre el murito de una ventana, el felino estaba concentrado viendo a unos pajaritos que picaban conglomerados en la acera. Al minino se le aguaba la boca, pero por más que lo pienso comerse una avecilla de esas, para él sería algo casi imposible, al menos que supiese usar un tirapiedras, ahí sí que se daría su gusto.

3 comments:

Jorge (George) said...

Los gatos son muy curiosos, al igual que los seres humanos, pero estos lo hacen con una sutileza que nadie nunca se da cuenta de que están ahí, son animales muy místicos, ojalá y caiga parado si se lanza...Un saludo desde el patio...

LoLa Vasquez said...

Uy, mininos!! jejeje... las mias viven acechando cuanta cosa que ven en pleno movimiento en el jardín.

No han sido ni dos ni tres, las veces que hemos tenido que quitarle los lagartos de la boca y si, les encantan cazar pajaritos.

Adoro los mishus :$

jCarlos said...

he visto por la red una foto de un gato con un rifle, jajaja, seguro que ese si sabe como atrapar sus aves.