Wednesday, May 28, 2008

Angel in Manhattan


Esta fotografía la tomé en Midtown, en la esquina de la calle 50th y Broadway. Tuve que sacar la cámara rápidamente ya que ella se hallaba recogiendo sus cosas, entre ellas tenía una pequeña tarimita en donde se montaba. Después de ver la foto en la computadora y analizarla, pensé que la chica alada vestida con la bandera Estadounidense se había retirado del lugar porque la policía se lo había pedido. Siempre me ha fascinado eso de descubrir cosas en las fotografías, que al momento del tiro no se tenían previstas.
P.D. Hace poco, a eso de las 10 de la noche vi algo digno de tomarle una foto, yo lamentablemente me hallaba desarmado. Pues vi a una pareja de borrachos tumbados en la acera frente a la puerta lateral de un Diner(comedor). El hombre besaba a su amada con cierta bestialidad mientras él, multitasking un poco, le metía su mano derecha por debajo de su blusita negra y le acariciaba con instinto animal los senos. El mecero del establecimiento, al descubrirlos, quedó atónito, me imagino que después llamó a la policía. Hubiese hecho tremenda foto, pero no pude, momentos así tan 'clásicos' y 'caballerescos' sólo se los topa uno, una vez en la vida.

Tuesday, May 27, 2008

Un Payaso en el Vagón


Ayer ví un payaso en el vagón y
como niño quedé esperando que hiciera algún truco,
pero se desmontó sin hacer ninguno. :(

Yellow Cab




Ahora en la época de que casi todo el mundo anda con una cámara, solamente tiene uno que sacar su cámara y posicionarse para tomar una foto para que otros también se antojen de tomarle una foto a eso que has querido retratar. Así me pasó el otro día cuando saqué mi cámara de mi mochila para capturar a este taxi.
La intención de mi foto, era realmente la de hablar de otro taxi amarillo que es más o menos una versión de cuatro puertas de esta limosina. Lo curioso de eso es que ese es el único taxi amarillo con ese modelo antiguo, y lo más interesante es que quien maneja ese taxi, es un anciano como de unos ochenta años. El taxi de vez en cuando aparece por las calles de Midtown, pero nunca me ha dado tiempo de capturarlo, algún día me gustaría subirme con ese viejito, ver como es ese taxi por dentro y si el señor me lo permite tener una conversacioncita para saber más de su historia. Habiendo taxis tan modernos, es curioso que él haya decidido seguir en el suyo, quizás empezó a trabajar en él, esto me hace recordar esos señores de mi ciudad que tenían veinte y treinta años con el mismo vehículo.

Never Ride Faster...

Desde lejos, observé el mural y me imaginé como murió el
muchacho. Luego me acerqué y leí la dedicación que
le hicieron sus amigos y familiares:

"Nunca conduzcas más rápido
que lo que tu ángel pueda volar."

Now entering a Weed Community


Borges decía que el tiempo se encarga de editar los trabajos de los escritores. Ciertamente el tiempo ha editado este mensaje que vemos aquí. Me pregunto que significará realmente, y si el ayuntamiento que se encargó en colgarlo habría prestado atención a la connotación de la palabra "Weed" la cual en inglés significa Hierba o Yerba y es también sinónimo de marihuana. Me pregunto en que año habrán colgado este letrero.
"Ahora está entrando una comunidad de Yerba y Semilla." Los vendedores se han de sentir orgullosos.

¿Qué es eso?


¿Qué es eso? Pregunté el otro día en una casa que visité cuando vi un animalito que se metió de repente en mi mochila. Es un hurón. Me contestaron. No sabía que estos animalitos se domesticaran, en el campo de mi abuela estos 'jurones' siempre corrían salvajes, comiéndose los ratones y como siempre andaban a lo oscuro, nunca tuve la oportunidad de ver uno. Leyendo en wikipedia hallé mucha información, en la cual se hablaba de su dieta, y de la época en las que empezaron a ser vendidos como mascotas en los Estados Unidos. Tener ese animalito es como si se tuviese a un ratón. Es curioso ver los gustos de la gente, y que a pesar de contar con poco espacio en sus apartamentos Niuyorkinos, se las arreglan para tener una o varias mascotas.

Ver es Creer



Este letrero lo vi en un autobús el otro día. Me pareció muy elevado para la audiencia a la cual se dirigía, su contenido curioso, me pareció llamativo, para reflexionar y compartirlo con ustedes.
"La creencia bíblica va en contra del grano de condicionamiento
mental de la sociedad, la cual ha comúnmente definido
Creer como aquello que requiere evidencia visible y tangible.
Amen."

Conjuros Mágicos


Siempre me sorprende la insistencia frenética de la gente que predica dentro de los vagones. Me molesta mucho cada vez que se sube alguien al tren y comienza a gritar. El otro día tuve que interrumpir en su mejor momento la lectura de Las Mil y Una Noches porque este señor no dejaba de gritar. Hubo un blanquito que se puso a discutir con él, y daba risa ver como este "guerrero religioso" cada vez que le decían algo, él se ponía a hojear desesperadamente su biblia, para leerle al muchacho un contrataque. Me recordó esas caricaturas en las cuales las brujas andaban con su libro de conjuros en manos, y cada vez que se encontraban en un problema hojeaban su libro y le leían una maldición a su contrincante.

Chancletas


Supuestamente, estas chancletas marcas "fifflop" le daran a las mujeres muslos espectacularmente firmes. Me parece un mito. Quizás pantorrillas firmes, pero muslos?? Umm... that's hard to believe.

Leonel


Aun después de Leonel Fernández haber ganado las elecciones en la República Dominicana, hay gente que muestra en el frente de sus apartamentos del Bronx, la imagen del candidato del PLD.
Me pregunto... a quién de los vecinos de esta gente le importa que él haya ganado?
A mi me pareció irrisoria la manera en la cual la propaganda de los políticos dominicanos se dispersó por las distintas ciudades de New York, ensuciando los postes de luz, las paredes y los zafacones de la ciudad. Me hubiese gustado que la ciudad de NY los hubiese demandado, y los hubiese hecho limpiar todos los lugares que "atoyaron." Daba risa ver que había en la ciudad más propaganda de los políticos de mi país que de Hillary u Obama. Verdaderamente estamos atrasados, estamos a mil años luz.

Cuando te miren mucho...

Ayer en la mañana subí a un vagón del tren y lo primero que noto es a un niño como de ocho años de edad montado en un cochecito que a primera vista parece de bebé. Veo que el niño está muy contento, y se ríe de algo que le cuenta su padre a su madre. La mamá del niño iba sentada en un asiento para dos, junto a su hija, quien seguramente contaba con unos seis años, mientras que el papá iba de pies, sujetándose de un tubo.

Poco a poco me voy dando cuenta que el carrito donde iba sentado el niño no era de la hermanita y que tampoco era un coche, sino que era una silla de ruedas modernas. De pronto noté sus piernitas flacas y débiles y sus bracitos medio torcidos. Al hablar, al niño le pesaba un poco la lengua, por un momento creí que tenía cierto grado de retardación, pero al oirlo conversar con sus padres advertí haberme equivocado. Tenía muy buen sentido del humor y sus respuestas eran bastante graciosas y coherentes.

De pronto la madre se pone de mal humor y empieza a maldecir y a balbucear que odia cuando miran mucho a su hijo. Que no le gusta cuando lo miran tanto, que eso a ella la enfurece bastante, que ella siente que cuando lo ven lo hacen porque por dentro se están burlando de su condición, que por esa razón, para que los extraños dejen de verlo, ella le ha enseñado a su hijo a sacarle el dedo del medio a la gente y a decir "Fuck you!", para que se sientan ofendidos como él se siente cuando lo miran mucho. (La señora está tan llenas de complejos, que me hizo recordar al tipo estereotipado de personas discapacitadas que no permite que nadie le ayude o le de preferencias por ellos ser como son, de esos que se la quieren valer por sí solos para no deberle favores a nadie y que piensan que todo el mundo los mira mal o los mira para burlarse de ellos.)

Lo gracioso del caso es que yo me pongo a mirar para todos los lados para ver por qué de repente, despues de ver a esta mujer reírse tanto, se había puesto a decir tantas barbaridades y había puesto esa cara de machete, esa cara de "si te cojo te mato."

Terminé diciéndome a mí mismo:
"Qué boludo soy! Es a mí que me lo está diciendo!"

Hace un par de meses me sucedió algo extraño por estar de fijón. Sinceramente, a veces no me doy cuenta y me quedo estudiando a la gente, como caminan, como se mueven, como se expresan, como comen, como beben, como bailan, como respiran... Lamentablemente no tengo cura, a veces se me olvida disimular, los ojos míos son intrusísimos.

Wednesday, May 21, 2008

Pertenencias




Siempre me ha gustado fijarme en las cosas que cargan consigo los desamparados de New York, uno se puede imaginar todo un mundo. Estas personas toman lo poquito que poseen, lo que consideran más valioso, y se desplazan por toda la ciudad.
Hace un tiempo les mostré a un señor que como únicas pertenencias tenía una guitarra eléctrica y un amplificador, hace poco vi uno que andaba con un radio toca cassette escuchando a los Beatles, hace aproximadamente un año les conté la historia de un hombre de unas ideas muy lúcidas que clamaba que el gobierno, debido a lo mucho que él podía hacerle daño con sus verdades y conocimientos, le había robado el manuscrito de un libro que había escrito contra la guerra.
Ahora en la foto que les muestro, se puede ver claramente una pelota de baloncesto. Me llamó mucho la atención verla, y me pregunto dónde este hombre jugará? Con quién lo hará? Esta situación me ha hecho pensar acerca de los objetos que cargaría yo a rastros si algún día perdiese la razón. A qué cosas me apegaría?

Saturday, May 17, 2008

Like a Child













El hombre que aparece con la sudadera blanca, las gafas y la cámara en el cuello en la tercera foto ha montado tremendo negocio en Times Square. Por una pequeña suma él te deja colgarte en el cuello su culebrón, o dejar que su perico se pose en tus dedos. Algo parecido había visto en un resort de Punta Cana años atrás, ahora la misma idea, implementada en esta jungla de cemento.
El hombre en su silla de rueda estaba contentísimo, sus ojos irradiaban una alegría similar a la de un niño.


Thursday, May 15, 2008

Museo Ambulante



Me sorprendió ver esta mañana frente a mi universidad este museo ambulante. No sabía que existiera cosa semejante. Como tenía que presentar uno de mis proyectos finales, no tuve tiempo de bajar y explorar un poco, me he quedado con la curiosidad de saber que llevaban dentro. Sería bien chévere toparse con un dinosaurio en el vecindario.

Tapizado Funky



Aunque la MTA, Autoridad Metropolitana de Transporte, se agarró de que incurrirían en pérdidas si no aumentaban el precio del pasaje, parece que con el aumento han encontrado bien como gastar sus ingresos. Han empezado a tapizar sus autobuses, el color azul claro de estos, será reemplazado por estos de bolitas grises y azules. No sé quién fue el genio que decidió ese tipo de tapicería que hasta causa molestia a la vista. Al ver esto me imaginé que estaba dentro de una película de Austin Powers. Los autobuses han quedado bastante funkies y groovies para mis gustos.
Además han empezado a poner cámaras, ahora cada autobus tiene unas diez pegadas del techo. Como que hay mucho dinero, si esa es su manera de mejorar el servicio, hay que aplaudírsela, aunque a veces me dejen esperando por horas.

Saturday, May 10, 2008

Judíos Jasídicos


De mi llegada a Nueva York mantengo vagas memorias, el tiempo me ha robado la gran mayoría, quizás si hubiese anotado en mi diario mis impresiones aquel día de esta ciudad, no le estaría echando la culpa al tiempo, pero que va! Siempre se encuentran culpables, uno no puede vivir sin señalar, el dedo índice además de ayudarnos a escarbar en nuestras narices nos sirve para eso.

Una imagen que mantengo aún es esa de verme contemplando el aeropuerto John F. Kennedy por fuera, con mis dos maletas atisbadas de dulces, quesos y alcohol y de pronto ver pasarme por el lado a un hombrecito con sombrero, vestido de negro, con dos ricitos de cabello colgándole de cada lado. Mi loca memoria inmediatamente lo asoció con Abraham Lincoln, quien era al único con una imagen parecida en mi banco de referencias.

"Y qué hará éste imitando a Abraham?" Me pregunté, hasta que años después vi a unos 50 hombres vestidos igual que él subirse a un autobus antiguo y humeante en la calle 34th y novena avenida, frente a la tienda de fotografía B&H. Ahí fue que pude hacer la asociación correcta, y sabiendo que la tienda era de judíos, comprendí que lo de aquel hombrecito en el aeropuerto no era un disfraz.

Hace unas semanas, cerca del zoológico vi centenares de judíos jasídicos, todos vestidos iguales, salían caminando por todas partes,[ Juntos parecían pinguinitos.] Las mujeres bien arregladitas, con sus peinados sencillos, con sus faldas largas, cachetes colorados y sus bellas blusas, parecían haber sido sacadas de otra época. Los hombres andaban vestidos con unas chaquetas estampadas y brillosas, sombreritos negros, y unos ripios blancos colgándole de las cinturas(Hasta ahora no sé el significado de estos flequillos.) Los niños también vestían sus domingueras, andaban con sus cabezas rapadas y con dos moños largos colgándole de las sienes. Nunca por mi zona había visto a tantos, como siempre, después de varios días pude unir los puntos y me enteré que estaban de fiesta.

Need Money for Row Boat




"Necesito dinero para un bote con remos." Decía el letrero que ven ahí. Me pareció bastante gracioso, como dije una vez: Curioso ver el humor de algunas personas que a pesar de la vida que llevan se rien de la vida misma. Un bote con remos para ir dónde? Para escapar de quién? Para darle la vuelta a Manhattan? Para irse remando a Cuba? Para navegar por la Vía Láctea? Nunca sabremos.
...

Monday, May 05, 2008

Charade


Qué bien la pasé en un vagón del tren el otro día, cuando pude disfrutar del jueguito que tenían montado un grupo como de cinco pasajeros. El juego se llama en inglés: Charade, en español no sé como se diría, consiste en que alguien hace ademanes sobre cosas que forman parte de nuestra cultura pop, libros, películas, programas de televisión, etc, y a los otros les toca adivinar.
Ese jueguito tan agradable tenía a medio vagón participando, y a mucha gente riendo. De estos cinco pasajeros que empezaron el juego habían dos que habían conocido al grupo de la muchacha en el tren y con la química que crearon, cuando me subí al vagón llegué a pensar que todos se conocían.
P.D. El muchacho con la sudadera gris me preguntó que con qué fines le tomaba la foto, y yo le contesté: "Momentos como estos no se ven todo los días, me ha gustado haber podido presenciar todo esto."

Un Loco Menos


La semana pasada había un loco suelto en mi campus universitario, un estudiante fanático de asesinos como el de Oklahoma y el de la universidad de Virginia. El miercoles estuvo hablándole a una chica, parece que quería su número y esta lo rechazó, de immediato le enseñó la pistola que llevaba, esta huyó y le avisó a un consejero, este llamó de prisa a la policía, cuando los oficiales llegaron, el muchacho afroamericano tomó a una chica de rehén y le puso la pistola en la cabeza. Luego empezó a decir que el quería morir así como murió Sean Bell (A quien la policía le disparó 50 veces), por suerte la policía pudo convencerlo de que dejara libre a la chica y pusiera en el suelo su pistola, la cual luego se descubrió era de perdigones. Al estudiante se lo llevaron esposado a un centro psiquiátrico.
P.D. Al poco rato, los medios noticiosos abarrotaron el lugar, mientras tomaba estas fotografías un reportero se me acercó y me dijo que si tenía fotos del suceso me las compraría. Por suerte no tenía, además, en una situación como esa no me hubiese atrevido a ponerme a tomar fotos.

El Gordito Patinador



video

Este gordito me hizo recordar a un amigo de infancia y hasta a mí mismo.

Graffiti


Aunque el tren número 5 no me pertenece, me dolió mucho ver este garabato en una de sus paredes de esta moderna máquina. Hay que ser muy desalmada para hacer semejante cosa. Qué se gana con ese tipo de comportamiento? Ojalá que este mal ejemplo no se multiplique, porque sería muy feo tener trenes tan sucios y asquerosos como esos que tenían en la ciudad en los ochentas, en los cuales muchos tenían miedo a viajar.