Thursday, February 21, 2008

Cuando un feo se ve bonito






Es increíble lo bien que uno luce cuando está bien acompañado, cual mangú con queso frito. En esta foto aparezco junto a la beldad, la simpática Amelia Vega. Recuerdo esa noche del 2003 en la cual me dirigía con mi novia(De aquel tiempo.) a uno de los cines de Times Square. De repente veo a esta preciosidad sentada en un banquito, mientras que un chino con su lápiz la retrataba. Le dije a mi acompañante que esa era Amelia, ella no me quiso creer, yo inmediatamente le pregunté al amigo de la Miss Universo si me podía tomar una foto con ella. El tipo dijo que no había problema. A los pocos minutos estaba yo con mi mano bordeando su cintura y ella pegadita a mí, inmortalizando su hermosa sonrisa. Durante todo ese tiempo les confieso que me olvidé totalmente de que tenía novia, la pobre ni siquiera pudo posar con la recién elegida reina.
Ahora cinco años después miro la foto y se me hace imposible explicar la carita media frutita que puse.
Para terminar los dejo con uno de los posts de mi amigo Henry: Amelia búscate un Negro.

Sunday, February 10, 2008

Y vivieron felices por siempre!




Qué se anuncia aquí? A ver si pueden adivinar.
P.D. Este artístico anuncio lo vi en midtown, en la calle 50.
[Update. Ayer pasé por el lugar en donde estaban colocados estos letreros. Todos fueron retirados. Parece que recibieron quejas.]

Batalla de Egos


De vez en cuando ocurren esos choques de egos en los cuales ninguno quiere ceder, se piensa que se tiene la razón cuando en realidad no es así. Pues nada, a veces es mejor fingir la derrota, dejar que nos tuerzan los brazos y como buenos ciudadanos dar reversa o riversa como dirían en mi tierra, para que la ciudad continúe en movimiento.
P.D. No sé que desesperación tenía el camionero, quien terminó sobre carril contrario por no esperar que el autobus se fuera.

Buscando Barbero.


Después que me pasé más de un año buscando un barbero que no me traquilara, hallé uno. En su barbería me sentía como si estuviera en mi ciudad natal. Lamentablemente a los pocos días la barbería y otros diez negocitos cogieron fuego. Todos esos camiones de bomberos que vi llegaron demasiado tarde. Creo que el restaurant de comida china tuvo algo que ver, ya que era el único negocio que "bregaba" con fuego. Aunque no se puede descartar un corto circuito. Los policías aun tienen todo cercado para seguir haciendo sus investigaciones. Espero que todos esos negocitos se hallan protegido con un buen seguro, quizás nunca pensaron en eso.

Celebrando el año Chino


Fue curioso ver unos cuantos blanquitos celebrando en midtown, el año nuevo chino, el año de la rata. Los ratones del subway estarán muy contentos en este 2008, especialmente esos dos que vi corretiándose y haciendo el amor. Me pareció extraño ver a la hembra sin cola, huir tanto. Cuando el macho dejaba de perseguirla ella salía a buscarlo.

Familia Unida


Thursday, February 07, 2008

Transportándome

En esta semana he sido testigo de unas cuantas cosillas memorables, de esas que van directamente al librito de las cosas raras que dice o hace la gente mientras me desplazo por la ciudad del "melting pot".

En el taxi

"Y de dónde uté é?" Me pregunta un taxista de unos 30 y pico de años.

"De La Vega."

"Yo también soy de La Vega, bueno no, yo soy de Santiago, pero mi mujei é de La Vega. Yo hace poco le compré una casa en un residencial de allá."

"Y dónde?"

"En Camboya."

"Cerca de la cancha de basket o cerca del cementerio?"

"Al lado del cementerio."

"Y quién se la está cuidando?"

"Mi mujei y mi niña viven allá, yo voy a daile la vueita dó vece' al año."

"Ese sitio es Caliente. Por ahí no juegan! Seguro que para ella no es fácil vivir sola ahí."

"No, como va a sei! Ella tá bien. Yo le compré una pitola. Cuando ella siente a alguien en el patio o arriba del zinc, ella saca su mano por la ventana y tira dó tiro' parriba y si yo estoy allá yo saco la mía y también diparo."

"Eso es peligroso estar tirando tiros al aire."

"No eso no e ná, peoi é que lo atraquen a uno. Ademá, esos tiros caen en el cementerio."

En el tren

"Señores tengan piedad, denme algo quiero completar por lo menos dos dólares pa' yo cenar." Al poco rato una adolescente abrió su bolso, sacó dos dólares y se los entregó al vagabundo. El indigente dijo gracias y continuó pidiendo.

Otra situación.

Un padre hispano se sube al tren con dos niñas y un niño, él los había recogido de la escuela. La niña más pequeña contaba más o menos con unos 3 o 4 años. El niño unos 6 y la más grande unos 7. El padre era mucho más alto y fuerte que yo, medía unos 6 pies y 3 pulgadas. La más chiquita, saca de su mochila un cuaderno y se pone a garabatear. Por una tontería los otros dos empezaron a discutir, el niño le daba patadas a su hermanita y la muchachita le torcía las orejas y le golpeaba duro la cabeza con la mano abierta. El papá, se encontraba en ese momento haciendo una llamada por su teléfono celular. Los niños seguían golpeándose y tuvieron unas señoras que desapartarlos. El papá, tan grande y fuerte sólo decía:

"Voy a llamar a tu mamá para que sepa las malcriadezas de ustedes." Se apearon del tren y volvieron a golpearse. La chiquita al ver a sus hermanitos pelear empezó a llorar y a pedirle a su papá que los detuviera.

En el bus

"Quítate de mi cara que te apesta la boca." Le dice una muchacha de veinte y tantos a un señor cuarentón. Ambos son afroamericanos. Empiezan a intercambiar insultos.

"Broke ass nigger." (Negro sin dinero!) Le dice la jovencita al hombre. El señor no dijo nada, sacó su billetera y de ésta extrajo un fardo de dinero, en el cual habían muchas papeletas de cien dólares, el hombre pasó su pulgar sobre éstas para que la muchacha viera bien.

"You are messing with the wrong man. Your boyfriend is the one who's broke!" ("Te metes con la persona equivocada, tu novio es quien no tiene ni un centavo!") La gran mayoría de los espectadores de este pleito se echó a reir(incluyéndome). Después de eso, la muchacha se mantuvo calladita.

Otra situación.
Una señora afroamericana sentada frente a mí comienza a quejarse, le estaba molestando la conversación de dos mujeres hispanas que estaban sentadas adelante. La señora decía que ella venía cansada de trabajar, y que necesitaba silencio. Un señor Afroamericano se pone a hacerle conversación a la morena.

"Sí es cierto, son unas ruidosas. Vamos a tener que pegarle una calcomanía al Bus que diga 'silencio'(dijo el hombre en español)." La morena se echó a reir. Cuando las dos señoras latinas le cruzaron por enfrente para desmontarse del bus, la afroamericana les dijo en español:

"A-di-os." Ambos sonrieron nuevamente.

Luego el señor afroamericano, quien a primera vista parecía ser un indigente, añadió en voz alta, en confianza:

"Qué bueno que se van! Estos latinos nada más sirven para hacer ruido, vender drogas, robar y brincarse la frontera."

Después de estas palabras tan fuertes, se rompió la complicidad entre la morena y el señor. Hubo silencio. La señora calladita se levantó de su asiento y se alejó del hombre.


***

Monday, February 04, 2008

El Muro de La Verguenza


El sábado anduve por el Greenwich Village despidiendo a un amigo que se muda en estos días para San Francisco, debido a eso tuve que rechazar otras atractivas invitaciones que me hicieron unos queridos blogueros. Me pareció bastante gracioso ver los dos murales que este bar tenía, ambos murales estaban adornados con las identificaciones falsas que le habían quitado a más de un centenar de menores. Lo bonito del caso es que esas fotos de sus id's parecen casi todos de quince. Increíble lo que hacen muchos para poder beberse un traguito. Muchos americanos y muchos hispanos tenemos algo muy lindo en común, nos gusta tener nuestras identificaciones falsas.

Orange Bike


Caminando por el East Village, pude ver esta bicicleta amarrada con candado en una de las verandas del parque de NYU, ese que tiene la imitación del arco del triunfo de París. Me parece curioso que el dueño la haya pintado de ese color. Será para que no se la roben? O para lucírselas? Esto me hizo recordar a los que robaban bicicletas en mi ciudad durante mi niñez. Estas personas después que despojaban a alguien de su bici, tomaban la bicicletas y la pintaban con pintura de aceite de otro color, para que ésta quedase irreconocible o a veces lo que hacían era quitarle toda la pintura con una lija, y dejarla pelada.

No Te Comas La Luz Roja




Los que conducimos en Nueva York no la tenemos tan fácil. Desde hace unos añitos para acá se vienen instalando unas cámaras que le toman fotos a la placa del vehículo que cruza en luz roja. Le toman unas cuantas fotos a uno sin ni siquiera decir cheese y luego uno, si es bien afortunado recibe un sobre planchadito, con las fotos y un bello ticket. Al ver esta por mi casa me sorprendí ya que veo que las torres las están haciendo mucho más altas. En Uptown, cerca de Dyckman recuerdo que había una, bien bajita y un taxista me dijo orgullosamente:
"Estos policías creen que uno es pendejo. Los otros días le caímos a batazos a la camarita, ya cruzarse en rojo no es un problema."

Angel Sin Alas



Este letrero del programa de Fox, Niptuck, se encuentra entre la calle 51 y la 52. Me gusta bastante esta imagen, la hallo poderosa. Es una lástima que le hayan cortado las alas a ese bello angelito.

La Ardilla


Cuando vi a esta ardillita trepada en un arbusto, con un dulce con todo y envoltura entre los dientes, inmediatamente quise congerlarla en el tiempo.
"Esta será una fotografía memorable." Me dije contento.
Lamentablemente, cuando encendí la cámara, el sonidito que ésta hace la asustó y la ardillita dejó caer el dulce. Yo me pregunto:
"De dónde se habrá pillado la golosina la ardillita?"