Sunday, December 14, 2008

Nada Personal

Algo que ocurrió el otro día en el vagón que iba, me hizo recordar la transmisión de la cobertura de las elecciones que hizo Stephen Colbert junto a John Stewart, en ese programa especial llamado Indecision 2008. En éste aparece un reportero afroamericano que le decía al comediante John Stewart que como Obama ganó, él, por el simple hecho de ser negro iba a reemplazar a Stewart en la conducción de su programa, The Daily Show. También mostraban humorísticamente como a Stephen Colbert otro afroamericano sentado tras el escritorio de Colbert se apoderaba de su show.

Uno ve estas cosas y lo toma a chiste, pero lo curioso de esta chula vida es que en muchos casos la realidad imita a la ficción y hasta la sobrepasa.

Al entrar al vagón me hallo a un joven de unos treinta y pico, de piel negra, gritándole a un señor hispano. Me siento y empiezo a escuchar, para ver de qué se trataba este revolu.

El negro, gritando a todo pulmón le decía al señor que los hispanos teníamos que lamerles las bolas a él, porque Obama ganó y él ahora estaba por encima de nosotros.

"Regrésate a tu jodido país, aquí ahora ustedes están por debajo de nosotros! Si te quieres quedar tienes que llamarme papá y lamerme estas pelotas."

Y el monólogo de este hombre agresivo continuó como por 15 minutos. Parecía un disco rayado. Cuando notó que yo era latino, se puso de pies y se paró frente a mí, a insultarme de la misma manera. Yo no le hice caso, pretendí estar atento a la lectura de mi libro, irónicamente titulado el Rebelde, de albert Camus, él proseguía con los insultos, ya yo estaba listo para soltar el libro en caso de que me tirara algún golpe.

Luego el tipo pretendió llamar a su hermana para contarle que le iba a romper el culo a dos latinos que iban con él en el tren si ellos se ponían con él y prosiguió con los insultos.

Lo que me parece más raro de todo esto es que cuando llegó su parada salió del vagón tranquilamente, se tornó y nos pidió disculpas, que nos dijo que no era nada personal, que los insultos no iban dirigidos a nosotros. Su cara había cambiado, ya no se le notaba la agresividad, parecía estar triste, se quedó aguantando la puerta, diciéndonos que lo sentía mucho. Esperó que aceptaramos sus disculpas. Ambos nos quedamos callados y él se resignó, soltó la puerta y se marchó.

5 comments:

ClaudiaRita said...

Los seres humanos sufren mucho de ese error: "ponerse a fanfarronear en nombre de otro". Eso le ha pasado hasta a Jesus C., cuantas injusticias se han llevado a cabo en su nombre!
QUE TONTERIA la de este hombre!

marta said...

Que Obama haya ganado no es que cambie mucho las cosas para los negros. Si el gano fue porque no habia de otra ya que no querian a otro republicano en poder por 4 anios mas. A mi me alegro que ganara el hombre pero si McCain hubiese ganado me hubiera dado igual, total, ningun beneficio voy a recibir. Ese individuo del tren es un gran ridiculo que no puede ocultar lo baja clase que siempre sera.

JCarlos said...

Oye pero que tipo mas loco!! la verdad es que te topas en esos trenes con toda clase de creaturas, y tienes la sangre helada para no reaccionar ante tal insulto!!

LoLa Vasquez said...

Madre mía, te imaginas ese loco aca, a las 12 del día, en un control de choferes de carro publico o en una Omsa de la ruta Kennedy o 27 de Febrero? no llega a Los Mina no...

WOW!! parece que al "hermano" se le olvido tomarse la pastilla. Son cosas mias o los afroamericanos se han tomado la victoria de Obama MUY a pecho?

...Suerte que no era personal!!

Tmac said...

Si es aqui le rompen la cara.