Saturday, March 01, 2008

Bailando por Centavos

Rompe el alma ver a este chiquillo bailando en el tren por unos dolaritos. Su padre lo arrastra de vagón a vagón. Sus bailes tienen poco de innovador. Si no fuese por la presencia de ese niño cansado creo que el padre no conseguiría mucho. Cuando vi esta escena el otro día me acordé del film de Edith Piaf, especialmente de la escena en la que el padre se aprovecha de su talento y la pone a cantar. Disfruté mucho de la sonrisa inocente del niño después que le llenaron la gorra de dólares y se le acercó al papá para mostrarle lo conseguido. Después se puso a meter el dinero en los lados de la mochila, en los bolsillos donde se ponen las botella de agua.(Ojalá que no se le haya caído.)

Esta es la frasecita del papá después de bailar:

"His name is Phillup, fill up the hat." (Inside joke para los que entienden el idioma.)


9 comments:

DrLacxos said...

me acordaste a esa parte de la pelicula "La Vie En Rose", jejeje y lo del chiste ta pasao el papá.

LoLa Vasquez said...

P'a lo que no tenemos un conocimiento tan basto del pitingli tendras que explicar!!...

Esa foto me da pena, es triste ver las cosas por la que muchas criaturas estan pasando; ese niño deberia de estar en una escuela y no ahi..

Son cosas mias, o como que no le estoy perdiendo ni "pie ni pisá" al Lacxos? jejeje

Baakanit said...

Phillup = Phillip

Fill up the hat = llene la gorra.

LoLa Vasquez said...

Yaaaaaaa cai!!!....y duro que me di!! jeje

OsitaJenni said...

Ja, ja , que chistesito el del pai.
Porque no se pone el a trabajar por ahi :S .

Carolin said...

Detesto cuando un niño se utiliza para estos fines.
Esto se llama abuso infantil.
Y ese hombre no tiene ningún derecho de hacer eso.

Palmoba said...
This comment has been removed by the author.
Palmoba said...

Cuanto más avance hay. más se nos olvida que los niños solo deberian de preocuparse de jugar...no de sus padres ni alternos.

Estas son las cosas que me enfadan y me meten en peleas en la calle, cuando en vez de dar dolares se me ocurre preguntar a los padres que si ese niño no tendria que estar en la escuela o en su casa jugando.

J. Úbeda said...

Tiene razón Lola: debería estar en una escuela.