Tuesday, March 27, 2007

Desplome


Picture taken from ny1.com

Esta mañana cuando mi novia se dirigía a la bodega que queda al lado de su casa se llevó tremenda sorpresa. Al edificio que queda frente al de ella se le desplomó una parte. Le dio un mareo. Ella me llamó inmediatamente y me dijo: "A ti que te gustan las cosas raras aquí te tengo una..."

Algunos de los escombros bloquearon la calle y todo quedó nublado con el polvo que se levantó. Gracias a eso los trenes se han retrasado. Por suerte los trabajadores que estaban supuestamente renovando el edificio salieron bien.

La mayoría de los edificios de esa área son bastante viejos, datan de la primera guerra mundial. Creo que las autoridades deberían inspeccionar todos los que le quedan cerca.

Pues creo que fue bueno que se desplomara ahora y no cuando fuera habitado.

Saturday, March 24, 2007

Cuestiones De Seguridad






Muchos de los que viajan en avión se han dado cuenta de las repercusiones del once de septiembre, otros con sus audífonos puestos o su miedo a los periódicos que muerden y a las noticias que cegan ni cuenta se han dado.

Ya saben más o menos todo ese rollo de los aerpuertos, que no se puede llevar esto, que no se puede traer lo otro, que no se puede decir esto, que no se puede decir lo otro, que si te pones una camiseta con un mensaje subliminal, que si dices bomba como los Hermanos Rosario te puede pasar esto y lo otro. Todo eso ha traído problemas y seguirá trayendo problemas.

Pues hasta los niños y sus excursiones han sido afectadas por todas estas medidas excesivas de seguridad.

Me pareció curioso el otro día ver un grupo de niños que se dirigían a una excursión, todos ellos llevaban sobre sus espaldas mochilas transparentes. Me imagino que de esa forma las revisiones en los museos o los lugares que ellos visitan se hacen más rápidas. Curioso que se tema que ellos puedan ser terroristas, curioso que las escuelas le provean estas cosas.

Cuando Las Cosas No Dejan Beneficio



Después de un tiempo, esos personajes que se pasan de un vagón a otro empiezan a formar parte de la vida de los que viajan sentados o parados en estos. A veces nos preguntamos si ellos no reconocen como los reconoce uno a ellos(Algo que tal vez no suceda, ya que somos tantos), inmediatamente los vemos sabemos lo que venden, lo que dicen, lo que cuestan las cosas que venden. Muchos tienen una creatividad artificial, ya que a primera vista parecen tenerla, pero después que los ves unas cuantas veces te das cuenta de que sus palabras se tornan cíclicas, las repiten cada vez que aparecen hasta que ya no te causan ningún efecto.

Este señor que aparece en la foto, tiene un compañero, ambos se visten con batas largas y llevan puesto un sombrero que le combina con ellas. Tienen apariencia musulmana. Cuando llegué a New York, recuerdo que cuando los vi por primera vez en el tren me dejaron una extraña impresión. Ambos cargaban a rastros unas maletas con las cuales pasaban de un vagón a otro, en sus manos llevaban un palito de incienso encendido, el humo que de éste salía era un humo de un olor extrañísimo. Y yo me preguntaba, y quién diablos se va a atrever a comprarle los paquetes que llevan en esa maletas?Quién le va a aromatizar su casa con eso? Pero siempre aparecía alguien que les compraba. Usualmente eran personas de la raza negra. Pero con todo y todo, siempre les veía las maletas llenas, como si no vendiesen nada.

El otro día me sonreí al ver a ambos tipos, vendiendo un producto totalmente diferente. Ya se habían olvidado de las varitas de incienso, ahora ambos llevan sus maletas llenas de DVDs piratas, cambiaron de mercado metiéndose entonces en el mercado de los chinos.

Así es, esta vida está llena de intentos y fracasos, nos la pasamos intentando y fracasando hasta encontrar eso que queremos y no sabemos qué es.

Oh, La Competencia!



Me parece curioso como la competencia combate a los grandes de ciertos mercados. La compañía de seguros Direct a colocado un anuncio que me pareció bastante cómico, burlándose de la compañía de seguros Geico, la cual es representada por una lagartija verde que habla, seguramente la han visto si tienen acceso a los canales de cable americanos. Los anuncios de Geico me gustan bastante, últimamente tienen una campaña publicitaria que se mofa de la discriminación racial, en esta dicen:

Registrarse con Geico es tan fácil que hasta los cavernícolas pueden hacerlo.

Entonces aparecen unos cavernícolas enojadísimos calificando de discriminatorios esos anuncios.

Pues cuando vi la imagen del rabo caído pensé que tal vez era el anuncio de alguna medicina de disfunción erectil, pero no fue así.

Es un ataque en el cual dice: "Te desfraudo la lagartija?"

Experimentando Con La Comida.






En mi país cuando uno ve un marranito, un puerquito, un cerdito, un chanchito o cualquier otro nombre que exista por ahí, uno se lo imagina, creciendo, comiendo, jugando en el lodo, luego se lo imagina bien sazonado, bien bronceado...

Bueno el otro día en la clase de biología, estábamos inspeccionando las partes de unos fetos de cerdos. No suena muy atractiva la cosa, estar cortando por todos lados la maquinaria de esos cuerpos. Este país y otros desarrollados se pueden dar ese lujo de usar cerditos para los experimentos. Esos viajes con las navajas guiándonos no me llamaron mucho la atención. Por mi mente me pasaban las ideas de: "Desperdicio de carne, uno menos para la navidad." Me puedo imaginar ratas, peces, ranas, pero no un puerquito, no me parece atractivo. Si me ponen en frente una computadora desnuda ahí sí me emociono y empiezo a tocarla por todas partes.

"Lo mismo que dices, lo dirían en el oriente sobre los perritos." Me dijo alguien muy querido.

Tuesday, March 13, 2007

Flashback





Unos años atrás solía tomar taxis a cada momento. Aquí en New York existen dos divisiones, los amarillos, y los piratas. Los amarillos son esos que pasean a sus clientes por las áreas bonitas. Son muy pocos los taxis amarillos que pasan de la calle 135. De ahí para abajo, para ellos en el getto no hay vida. Entonces los piratas se encargan de cubrir todas esas áreas que los amarillos dejan por perdida. Los taxis piratas no están autorizados a recoger pasajeros en la calle, según la ley tienen que recoger la gente que le ordena su base de taxis. Pues ellos no se dejan morir, cuando ven a alguien con su mano extendida se le lanzan como animales.

Los taxistas latinos son usualmente los más considerados, los africanos, hindúes, y árabes cobran como si te estuviesen apuntando con una pistola. De ahí ahí te quieren arrancar un brazo. Muchas veces cuando me toca alguien que no sea latino sé de antemano que me tocará pagar unos dolaritos extras. Pues ya para no aburrirlos, les digo que me encanta meterle conversación a los choferes hispanos, casi siempre tienen algo bueno que decir, y a través de unos cuantos experimentos científicos me he dado cuenta que si uno le hace conversación tienden a cobrar menos.

Pues una vez, le pedí a un taxista que me llevara a mi apartamento. Le di la dirección he inmediatamente se puso en marcha. Cuando se aparcó frente a mi edificio y vio el área verde que hay al lado de éste, antes de abrir la puerta me dijo:

“Wow tú te mudaste en el edificio nuevo, al lao de dónde encontraron los otros días el cuerpo de una muchacha boricua. Cuídate viejo.” Yo quedé un poco sorprendido, le pagué, me desmonté del auto y miré hacia el monte y vi que algunos árboles estaban cercados con la famosa cinta amarilla que colocan los policías en la escena del crimen.

Tres años después, esta noche. Cuando estaba llegando a mi edificio miré hacia una enorme roca, la cual estaba cansado de ver, y noté que a sus pies había una cruz de madera dentro de uno de los huecos de un bloque de cemento, me acerqué a ver si podía leer el nombre de la víctima, pero ésta no tenía ninguna inscripción.

Monday, March 05, 2007

El Cantinero Francés






Bueno aunque la gente joven ya no utilice la palabra cantinero y prefiera decir bartender hoy la utilizo para describir un personaje bien raro que encontré el viernes pasado.

Pues me encontraba en un restaurant français acompañado de mi novia. Déjenme darle una descripcioncita del lugar.

Al entrar el cantinero con su camisa de uniforme blanco y pantalón negro nos dice "Bonjour", una mesera rusa nos sienta en una mesa para dos. En el fondo se escucha una musiquita en francés, la gente en las otras mesas hablan en francés, y unos jóvenes en el bar le hablan amenamente al bartender en inglés. Detrás de mí una mesera mexicana le habla en español a dos clientes franceses. En dos paredes amarillas hay un montón de fotos, entre ellas puedo ver a mucha gente famosa retratadas con el bartender, Bill Clinton, Rudy Giuliani, y otros cuantos más que por la distancia no pude distinguir. Uno de los americanos en el bar, llama al bartender por su nombre. "Hey Serge habla con mi novia en el celular, salúdala ella viene luego, con ella me voy a casar."

"Bonjour joli femme, je suis Serge, je suis ici avec ton mari."
"She doesn't speak french."

Por esa pequeña conversación me pude dar cuenta que el bartender en realidad era el dueño del Restaurant con el mismo nombre. Me pareció ser algo bastante ameno, ver al dueño de un restaurant famoso de New York, trabajando de cantinero e interactuando con los clientes.

Luego llegan una pareja como de sesenta años, ambos franceses. Serge sale del bar y les da la bienvenida, los abraza a ambos y luego toma la viejita y la levanta. "Cette belle femme est ma fiancée" (Esta bella mujer es mi prometida) Yo comienzo a reírme, la pareja de sesenta años se sienta detrás de mi novia, y el señor se nos acerca y nos dice: "He's a little fucked up in the head." (A este tipo le falta un tornillo)

Después se acercó a nuestra mesa y nos saludó, le dije en francés que su negocio era bastante ameno. Entonces Serge me abrazó y le dijo a mi novia que yo tenía una bella sonrisa. (Ahí empezaron a tornarse rara las cosas.) Me sigue abrazando y me dice que me va a dar un beso, yo lo esquivo y luego añade que no es gay. Me da un beso en la mejilla y mi novia se sonríe. Luego me pasa la mano por la barba y me dice que me tengo que afeitar.

Pues luego regresa al bar y se pone a abrazar y besar en la mejilla a la prometida del tipo del bar, ella acababa de llegar. Luego empieza a cantar mientras hacía un striptease subido en el mostrador una canción en francés que decía:"Deshabillez-moi" (Desvísteme) Ahí fue que le tomé las fotos que pueden ver.

La mesera rusa se nos acerca y nos dice: Hoy está contento, yo quisiera que ustedes lo vieran cuando no está de buen humor.

Cuando nuestra orden estaba lista, el mismo dueño le arrebató los platos a la mesera y los puso en la mesa, acto que demostró una vez más su sencillez.

Al final, ya cuando nos íbamos mi novia salió primero, y el dueño me estaba dando un abrazo de despedida, y le decía a mi novia, "Vete, déjamelo aquí." Me abrazó por un rato y luego me besó la frente. Esas costumbres européas no van conmigo. Es increíble lo que unos tragos pueden hacerle a un hombre. Me sentí más extraño que el caraxo. No puedo negar que el entretenimiento que él provee en ese lugar estuvo bueno. La comida estuvo exquisita. Esa ha sido una de las cenas más locas que he tenido en un restaurant de new york.