Wednesday, November 14, 2007

La Señora De Las Burbujas y La Bella Sonrisa





Cada vez que yo veo globulitos de jabón se desempolva mi baúl de los recuerdos y me convierto nuevamente en un chicuelo de 3 años. Recuerdo tener una vecinita que vivía en una segunda planta a unas cuantas casas de la mía. Una vez, sentadita en un peldaño de la escalera de su casa, con un alambrito con la punta doblada en forma de aro, ella soplaba y creaba burbujas de diversos tamaños, yo atraído por estas burbujas, salí de la galería de mi casa y me coloqué debajo de ella, esperando que ella soplara las pompitas para yo atraparlas con mis manitas. De pronto, en un descuido, con su mano izquierda ella tocó el vaso que contenía el agua enjabonada y toda esta se vertió en mis ojos. A pesar de la corta edad, recuerdo que duré unos buenos días con conjuntivitis.

Pues resulta que hace unos días vi en Harlem a una señora Afroamericana vendiendo algo muy peculiar, tenía un carro de supermercado lleno de pistolas plásticas, éstas como munición utilizaban agua y jabón y disparaban muchísimas burbujitas. La señora mientras disparaba las burbujas mostraba sus blanquísimos dientes, los cuales eran adornados por una sonrisa abierta de par en par. En ese momento yo decidí capturar ese lindo momento para hablarles un poco a ustedes sobre la creatividad que tienen muchos vendedores ambulantes quienes venden productos que nadie más vende en la calle.

Cuando tenía mi dedo preparado para tomarle la foto, ella paró de sonreír y me dijo que no le tomara ninguna foto. Me disculpé varias veces y guardé mi cámara, seguí esperando por el autobús y escuchando música. De pronto ella se me acerca y me dice que borre la foto que le tomé. Yo le dije que no había tomado ninguna. Saco mi cámara y le muestro todas las fotos que había tomado ese día y le demuestro que ella no se encontraba en ninguna de ellas. Ella añade que cree en Dios y que si yo le estoy mintiendo Dios me castigará. Yo vuelvo y le aclaro que no estoy mintiendo y que puede estar segura de que no la retraté. La señora se retira, vuelve a colocarse junto a su carro repleto de mercancía. Desde allá me grita que espera que yo no le haya tomado ninguna foto. Antes de darle la espalda veo que un transeúnte flaco y con un pequeño afro se pone a hablar con ella. Parece que él nos estaba observando desde hacía rato. Yo me torné y seguí, con los audífonos puestos, esperando por el bus. El autobús a lo lejos se aproxima. Escucho a la señora gritarme desde su carro, me hice que no escuché, ya que creí haber hablado lo suficiente con ella.

El viejo flaco se me acerca y me toca por el hombro, yo me torno hacia él, él se retira y la señora se me acerca disgustada. Me dice que le muestre nuevamente las fotos, que ella no pudo verlas bien cuando yo se la mostré la primera vez. Yo vuelvo y le muestro las fotos, una por una, despacito. Ella vuelve y me menciona que cree en Dios, como si yo en algún momento le hubiese cuestionado su fe, vuelve y me dice que le muestre las fotografías, se sacó su celular de los bolsillos y me amenaza diciendo que si no lo hago va a llamar a los “Brothers” refiriéndose a sus amigos morenos para que vinieran a arreglárselas conmigo.

"Ya es suficiente." le dije. "Le he mostrado todas las fotografías, y le estoy diciendo honestamente que no le tomé ninguna, que inmediatamente usted me dijo que no, yo no proseguí."

“No la quería tomar para hacerle daño.” Le dije. “Sinceramente, la quería retratar porque su trabajo me pareció creativo y diferente, porque me gustó la alegría que transmite cuando usted hace sus ventas. De todo corazón, discúlpeme nuevamente.” Al terminar de decir esas palabras le di una palmadita cariñosa en el hombro. Ella sonrió y volvió a su lugar. Un segundo autobús arribó. Mientras subía al bus la escuché decir.

“God sees everything!” (Dios lo ve todo)
Picture taken from the Explore Store's website.

18 comments:

Santiago said...

Vaya que inventaba mucho con esas burbujas tambien. Cuanto jabón de cuaba gaste.

Me pregunto, porque se molesto la señora creyendeo que la fotografiaste. Pareciera como si la gente haya tiene mucho pánico.

Saludos hermano.

Te me cuidas!

Yde said...

Tu sabes que a mi me encantan las burbujas.

Pero que señora ehhh!

Baakanit said...

Santiago, yo creo que en este mundo moderno la gente como que le tiene más miedo a las fotos, ya que no saben donde van a parar. Pero si no estás haciendo nada indebido no creo que debas temerle a una fotito, y más si eres un personaje de la vía pública.

Saludos

yde, las burbujas de amor?

Me saqué la loto con esa señora, nada se puede hacer.

Saluditos

tcalo said...

te pillaron!!! oh oh, a mi no me gusta tomar fotos a la gente porque no sé que reaccion puedan tener, claro que si no me ven :) ..
me pasé la infancia haciendo burbujitas, era una nota, me daba por epocas y me gastaba todo el jabon de platos (pobre madre mia!!) . .. .
saludos!!!
t.

EMO said...

Quiero uno de esos!!!

El sábado voy a una fiesta y me vendría bárbado! hehehe

OsitaJenni said...

Pues que te digo Engel...
Una vez te pregunte si no habias tenido algun inconveniente con tomar fotos y mira esa vez lo que paso. Pero creo que la doña fue demasiado histerica y exagerada al ponerse de esa forma por dios. Ni una estrella de hollywood que fuera.

Cambiando de tema, yo tambien tengo mis buenos recuerdos con las burbujitas,y me encantan todavia. En mi infancia le t enia un hoyo a mi mama porque cuando ibamos al Conde, o cualquier tienda y yo veia uno de esos me tenia que comprar uno. Cuando se me gastaban, yo cogia detergente,agua,shampoo de mi mama,y un rolo pequeño o el tubo de un lapicero y me ponia a hacer burbujas jejejje.

megamonchy said...

Si el veterano retirado hubiese tenido ese frikeo, te hubiera aplicado par de llaves.

Shila Mataias (Mi nombre en inglés) said...

Te recomiendo que no andes tirando fotos así, por lo menos en Harlem no.

DrLacxos said...

jajajaja, osea! que encontraste a alguien que no permitió ser famosa!!!

mierda! creo que es la primera? vez que te sucede eso verdad Engel, que vaina, yo me pregunto porque la señora razonó así?, tu crees que haya algún misterio en su rostro?, cuidado si es famosa y no quería que la fotografiaras así.

en fin, esas burbujitas tenían el poder de pintarle una sonrisa en el rostro a cualquier niño. Lastima que no pudimos disfrutar ni de una foto del suculento momento.

ten cuidado para la próxima!, hay mucha gente rara y paranoica allá afuera!

rafael guillen said...

que momento mas complicado a mi me encanta tomarle las fotografias a estos personajes y de muy cerca... no se como hubiese reaccionado yo ante esta señora... pero me imagino el mal momento... una vez en trinidad tobago la isla me paso que tome una foto de noche con flash y salto un señor grandisimo y me formo un lio grandisimo porque yo con mi luz le robaba el alma... buah me quede callado y me imagine que aquel episodio debia ser por motivo de alguna extraña creencia o religion...
saludos... y mas suert para tomas futuras...

Philip Oyhas said...

A mi me da miedo tomarle fotos a la gente nunca se sabe como reaccionan.
Una vez me paso algo divertido,fui a la playa con unos amigos y uno de ellos cojio la camara y empezo a sacarle fotos a una muchacha en topless,a esto q nos vio la madre de la chica y queria quitarnos la camara,la cual era mia .. y yo sin tener culpa!!
Bueno amigo,por lo demas estoy hecho mierda con las pastillas y estoy pasando una mala racha que no se cuanto durarara,gracias por leerme y estar ahi al otro lado,como dijo la señora de tu historia "dios lo ve todo" ;-)

Ginnette said...

Pues ni tan nice era la doña. No se que tan freak se pueda poner una persona por una foto. Y más que ya se las mostraste.
Quizas sea una paranoia newyorquina.

MI VAINA said...

SE LA TIRO DESDE LA GUAGUA

Carolin said...

Te salvaste de que ella no buscara a sus "amigotes" jejejeje. Bueno en un lado entiendo su "afán" en saber si le habías tomado la foto, pues con tanta malicia que hay en el mundo no sabemos quien es bueno o quien es malo. Después que le explicaste cual era tu objetivo y lo bien que pensabas de su trabajo, entonces te dijo: “God sees everything!”, muy inteligente de su parte.

Abrazos mi querido amigo Engels. Espero que todo ande bien por ahí.

Cheluca said...

Pero cuánta exageración... en fin... eso pasa por andar de paparazzi con los que no son stars jejejeje

Judit said...

Hola desde España!!!!
Antes de nada nos presentaremos.Somos dos chicas de 16 años que en estos momentos nos encontramos en la clase de informatica (9:51a.m)y como no teniamos nada que hacer ,introducimos en el buscador la palabra:algo y asi llegamos hasta aqui :D.
Comenzamos a leer la entrada de los perfumes y nos llamo tanto la atencion que continuamos leyendo su pagina.
Estas historias nos encantan, creemos que jamas encontrariamos en España cosas parecidas.
Su pagina es genial y de verdad,sus relatos cautivan e intrigan.
Bueno,vamos a continuar leyendo su pagina. :D

ByE!!!!!!

Baakanit said...

Saludos chicas, pónganse a estudiar ;)

Bienvenidas, me siento halagado.

LoLa Vasquez said...

Yaicks!! tremendo susto!! jajaja te cuento k cuando mis padres viajaron a Ny la primera vez les paso lo mismo con unos morenos k taban haciendo no se k cosa!!...imaginate el lio mas k ellos no hablan ni "ji" de ingles!!!...tenia hace mucho por preguntarte si no te habias dado par de susticos!!

Take care!!...God sees everything!!
Besos!