Sunday, September 02, 2007

Inocentes Mariposas

Cuando los niños andan en los trenes, estos toman otro tono, se les siente aletear y llenar de brillo todo el vagón con sus sonrisas, con sus miradas, con sus juegos, con sus cantos. Ellos son muy amistosos(Se les olvida que están en NY), le hacen preguntas a sus padres que nos dejan a todos fascinados.

Es lindo verlos de rodillas sobre los asientos observando a través de la ventana ese gran mundo que los rodeas. Me hacen recordar mis años de chiquillo, en los que le pedía a mi padre dejarme ir parado en la cama de su camioneta, observando el paisaje a nuestro aldedor, sintiendo la brisa de la libertad, de la naturaleza. Era siempre fascinante sentir el sereno de la noche y el olor a humedad de los árboles bajo la luna.

En las últimas semanas, dos chiquillos me han dejado dos anécdotas que son una muestra bella de lo lindo que son esos años en los que nos expresamos con cierta libertad y honestidad sin pensar en el que dirán.

La primera anécdota que les brindo fue una que ocurrió hace como una semana.
A mi lado va sentada una señora, ella se hallaba sujetando un cochecito con su bebita de meses. Ella andaba acompañada también de un niño de unos 7 años, otro de 12, y una chiquilla preciosa de unos 5 años. Debido a que los asientos eran escasos, la madre de la niña estaba a un extremo y la chiquilla al otro extremo sentada al lado de una señora, y con su hermanito de 12 años de pie cuidándola.

Mientras el tren avanzaba la niña se hallaba cantando canciones de esas que le enseñan en la escuela a niñas de su edad, canciones que yo vivo a través de esos niños ya que hace tiempo que pasé por ahí.

Pues de repente la niña empieza a vocear, a llamar a su mami en inglés.

"Mami, Mami!"

"Qué te pasa hija?"

"I farted! (Me tiré un pedo!)" Dijo la preciosidad echándose a reir y repitiéndolo varias veces.

El vagón se fue abajo, todo el que escuchó se estaba muriendo de la risa. El hermanito no se podía aguantar la risa de oír a su hermanita menor decir eso. La mamá un poco avergonzada le decía que eso no se dice. La niña sin entender seguía repitiéndolo en voz alta.

Yo que no me pude contener sólo observaba a la morena sentada al lado de la niña, con una cara bastante seria, quizás pensando: "Qué risa le da a esta gente saber que se han cagado a mi lado." Quizás estaba a la expectativa del mal olor. Por suerte fue uno de esos que no dañan la capa de ozono.

El otro momento clásico ocurrió hace unos días cuando un niño morenito se le acercó llorando a su mami y le dijo:
"Mami no puedo mirar por la ventana, ese hombre huele feo."
Todos los que estábamos cerca nos reímos, nos reímos mucho más con la respuesta de la mamá.

"No llores mi niño, párate en la puerta, mira por la ventana, no respires mucho, que cuando lleguemos a la casa yo te doy un baño."

El señor mal oliente ni cuenta se daba del daño que le hacía a ese pobre niño con su aroma.

Recordando estos momentos. Me viene a la mente algo que me contó una tía cuando me vio hace unos años.

"Engels, te acuerdas cuando me dijiste que tu mamá tenía una arañita allá abajo."

Seguramente ustedes inocentes mariposas, han tenidad sus momentos de honestidad infantil.

Se cuidan.

Nota. La señora que se presentó a mi clase el pasado lunes no regresó.

13 comments:

dirat said...

el parvulo inocente en la puerta le dice al cobrador que casco en mano exige ver a su progenitor.
-que dice mi papa que no esta aqui.

Ginnette said...

Ayer andaba con mi hija de 3 años pagando la luz. La oficina estaba llena de gente y ella ya estaba cansada de estar ahí.
Cuando llegó mi turno, empezó a darme por el trasero diciendo peito, peito, peito. Y yo pero mi hija, eso no se dice, y ella muerta de la risa, y obviamente la gente mirando.
Pero nada, que se va a hacer! Jajajaja, muchachitos ocurrentes estos!

Tmac said...

Ayyy la inocencia, kakaka

Frankelly said...

Es que a esas edades todo es felicidad pero mas que todo como dice tmac inocentes que somo durante la niñez,todavia nos distinguimos de lo bueno y lo malo.

esas 3 anecdotas me dieron risa men.

Nausicaa said...

Me ha encantado esta entrada, te mando una mía por semejanza de intereses :)

Encantada de conocerte!

http://bajoelhielo.blogspot.com/2007/06/la-gran-batalla.html

Cheluca said...

Jejeje la inocencia de los niños no sólo se nota en estos pasajes tan divertidos... se nota en las sonrisas en lo mucho que les asombra todo...
Qué nice...

No me imagino un vagón repleto de gente riéndose... con lo tiesos que son por allá... acá Sí... acá me lo imagino y creo hasta estar viéndolo!

Rosannita said...

No he parado de reir... Los niños!!!

=D

Bohemia said...

Que buenísimas anécdotas...
jajaja

Me encantaron las dos, pero en especial la de la niña orgullosa de sus gases...

Por cierto, mira que confiaba que la señora de las clases volvería...

Ah! y gracias por tus palabras en mi blog, gracias por tu apoyo...

BSS

Sol said...

ja ja ja ja!!!
Ahhh... los niños pueden ser tan ... lo máximo!
Saludos.

Wendy5 said...

jejejejej yo que se lo ocurrentes que pueden llegar a ser; tengo tres!!!!
Gracias por compartir esas cosas con nosotros.

Palmoba said...

Jajaja, dicen que son los niños y los borrachos los que dicen la verdad!!

Que grandes son los niños!!

RemArcaDo said...

k mardita risa...



Remarcado Blog
http://remarcado.blogspot.com
Directo: www.remarcado.com

Baakanit said...

dirat, esa es una situación clásica.

Saludos hermano.

Ginnette, uno goza mucho con esos chiquitines.

te cuidas!


Tmac, cosas así alegran nuestra existencia.

saludos


Frankelly, si te causaron risa, creo que cumplí mi cometido.

Te cuidas hermano.

Nausicaa, me gustó mucho tu entrada, así como lo dices, se asemejan los intereses.

te cuidas, y gracias por tu visita.


Cheluca, Me refería al área en donde sucedió, como la mitad del vagón, saludos chica.


Rosannita, ya luego nos contarás las ocurrencias de los tuyos.

ciao.

Bohemia, me alegra que te hayan gustado.

Lindo verte pasearte por estos lados raros.

Sol, los niños llenan de luz dondequiera que pisan.

Wendy5, tu has de gozar mucho con esos chiquitines.

Palmoba , eso está casi comprobado, aunque cuando yo me emborracho, no hablo mucho.

RemArcaDo, saludos hermano.