Monday, April 30, 2007

Mundo Civilizado

El sábado pasado estuve en el estadio de los Yankees presenciando el juego contra Boston. El juego tuvo momentos en los cuales era olvidado y lo que pasaba en las graderías se hacía más interesante. Era excitante ver las expulsiones de algunos fanáticos mal comportados, de algunos borrachos, las expulsiones de algunos inocentes que se dejaron dominar de la mayoría.

Hubo momentos que me hicieron recordar mi adolescencia, las rivalidades de mi club de basket con los otros, los fanáticos que se desviven por su equipo, esos que se dejan cegar por lo ficticio, por un juego que en su cerebro se convierte en algo palpable y real.

Ese gordito que aparece en la foto fue el causante de la primera expulsión, él (fanático de Boston, al igual que yo) se puso a discutir con otro fanático de Boston, a quien la ropa lo hacía lucir como fan de los Yankees. Ambos muy animados se mentaron las madres, y se insultaron con todo su arsenal. El gordito luego se desaparece, y aparece subiendo por otro lado(El quería tomar por la retaguardia al que discutió con él) Mientras tanto un amigo del gordito empieza a lanzarle rosetas de maíz acarameladas al que estaba sentado en frente del que discutió con el gordito. La policía intervino y se llevó al amigo del gordito, muchos fanáticos de los yankees querían que se llevaran al gordo, ya que éste lo había comenzado todo. El gordito se salvó y se portó bien después de eso.

Minutos más tardes un asiatico borracho quien a todo pulmón gritaba que los Yankees no servían también fue expulsado(en esos momentos muchos nos olvidamos del juego y nos concentramos en el drama de las graderías)

Minutos más tarde una flaquita blanquita con camiseta de Boston y con novio fortachón, comenzó a insultar a ese que hizo que expulsaran al asiatico. La policía quien ya estaba atenta a esa zona caliente, se llevó a la flaquita, mientras tanto, su novio fortachón, le lanzó un vaso lleno de cerveza al que hizo que sacaran a su novia, éste también le tiró su cerveza, y ambos se refrescaron mutuamente.

Una hora más tarde, dos fanáticos más fueron expulsados, después de una gran demostración boxística.

Puedo decir que hay muy buena organización en el estadio, en mi adolescencia se lanzaban botellas y piedras, aquí en este mundo civilizado se lanzan vasos plásticos y puños e insultos embriagados, se nota el progreso de nuestra civilización.

Si quieren saber el resultado, pues les digo que el juego terminó.

Cinco Bostonianos expulsados contra dos Yankistas, ganaron los Yankees.

5 comments:

Milonga said...

te imaginas q vendieran Bud Light o Samuel Adams en botella……jummmm!

Proyecto Madrugada said...

no se si te tiraste un juego aguilas-licey(ya sea en santiago o santo domingo) el juego siempre termina casi empate en el dario contreras o el cabral y baez y eso que tampoco permiten botellas de vidrios y aun asi salen partidos...aqui tambien somos civi-liziados...Ah! y si te metes a los "blichel" del Quisqueya te recomiendo que entres con proteccion para un partido de futbol americano...

saludos desde mi supernova...

dirat said...

el juego en las grada suena que estaba mas interesante que en el terreno.
tu, cazador de historias en cualquier lugar, eh?
Lo bueno de escribir en un blog, para mi ha sido que me tomo este tipo de situaciones con mas tranquilidad, te cuento, en una fila de un banco del reservas una tipa cuenta su vida entera a otro tipo, antes yo me quillaba con esta gente que se la pasa hablando mierda en una fila, pero luego me puse a escuchar atentamente para luego publicarle un post con la sarta de disparates que la tipa hablo. eso te pasa a ti presumo,ya que en cualquier situacion vemos una oportunidad para transformarlo en literatura, buscamos la parte narrable de toda situacion.
Un abrazo.

J. Úbeda said...

Pues sí que va lento el progreso, sí...

¡saludos!

B@B@ said...

jajaja me gusto el resultado final..jajaja